“Proceso de Martinelli no debe desviar atención sobre escándalo Odebrecht”

Integrantes de diversas organizaciones cívicas y políticas se concentraron en los alrededores de la monumental Iglesia del Carmen, ubicada en Vía España, con el objetivo de caminar por esa importante arteria vial de la capital hasta llegar a la sede de la Procuraduría General de la Nación.

Panamá Today 

Algunos movimientos, como Ciudadanos Contra la Impunidad (CCI), consideran que los funcionarios del Ministerio Público panameño han sido negligentes, incompetentes e incumplidos con sus obligaciones constitucionales en la investigación del escándalo de corrupción de la constructora Odebrecht. Por eso, el CCI pide la renuncia tanto de la Procuradora, Kenia Porcell, como del Contralor General, Federico Humbert.

Pero en ese conglomerado de manifestantes hay otros grupos que son menos radicales y consideran que sí se debe presionar, pero más bien con la meta de apoyar a las autoridades para que investiguen, realicen las auditorías correspondientes y se establezcan responsabilidades. Entre los que mantienen esta postura está el Movimiento Ciudadano por la Identidad Panameña, una organización no política coordinada por la historiadora y catedrática universitaria Ana Elena Porras, quien considera que la detención del expresidente Ricardo Martinelli es apenas un paso en la compleja lucha por la transparencia.

Porras, quien también es líder del movimiento “Acción Cultural para el Desarrollo Humano” y colabora con otro autodenominado “Basta Ya”, que congrega voceros de distintos partidos políticos, considera que las acciones contra la corrupción “no deben tener partidos”. También piensa que el caso de Martinelli no se puede convertir en una especie de “vendetta” y mucho menos se debe permitir un “show mediático” que desvíe la atención sobre el escándalo Odebrecht.

La profesora Porras destaca que el fortalecimiento de las instituciones democráticas y de justicia pasa por el reconocimiento de que ese complejo caso de multimillonarias coimas y sobornos arropa a funcionarios de los tres últimos gobiernos: Martín Torrijos, Ricardo Matinelli y Juan Carlos Varela. A pesar de que aparentemente la actual administración no ha mostrado mucho interés en divulgar lo que salió a relucir en el intercambio de información entre Perú y Brasil, la líder Acción Cultural tiene esperanza en que ya nadie podrá evitar que se conozcan los detalles de los delitos cometidos en Panamá; lo que finalmente obligaría a las autoridades a actuar en consecuencia.

Publicado en Medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *