Migración

  • En los últimos dos años, el país ha visto reducirse la tasa de crecimiento de la economía, por lo que la reacción de la población panameña ante la ola de inmigrantes provenientes de países con situación económica menos propicia ha ido creciendo.
  • El Número de extranjeros legalizados desde 2010 asciende a más de 150 mil. Entre enero y julio del presente año 2017 el número de extranjeros legalizados ascendía a 13,854. La ola migratoria plantea la necesidad de adoptar una política planificada que permita atraer los recursos humanos necesarios para el desarrollo, sin descuidar la población panameña para que se inserte mejor en el mercado laboral. Particularmente importante es la formación técnica orientada a jóvenes de escasos recursos para su rápida inserción en el mercado laboral. En este sentido la adecuada disponibilidad de información sobre demanda de mano de obra, en cantidad y calidad, es fundamental para el diseño de una nueva política migratoria.
  • Esta regulación de la inmigración tan necesaria, debe realizarse, por otra parte, con pleno respeto por la libertad y los derechos humanos de los inmigrantes, estableciendo científicamente cuáles son las necesidades reales de Panamá respecto de la mano de obra extranjera. En trabajos que son temporales, se deben crear contratos por períodos determinados de tiempo, de modo que los inmigrantes sólo estén en el país cuando se les necesita.
  • Hay que impedir la entrada al país de personas con antecedentes penales.
  • Es imprescindible combatir el tráfico de personas y las nuevas formas de esclavitud, como la trata de blancas.

Descargar estas propuestas en formato PDF: PROPUESTAS PARA EL SIGLO XXI