VÍDEO: Identidad nacional, Belisario Porras y Justo Arosemena

En el marco de las actividades preparadas por el Comité Organizador de la Conmemoración del Bicentenario del Nacimiento de Don Justo Arosemena, a Ana Elena Porras le fue encomendada la compleja tarea de dictar una conferencia sobre las semejanzas y diferencias entre “El Pensamiento de Justo Arosemena y Belisario Porras”, su abuelo paterno. La ponencia se realizó el 28 de agosto de 2017,  justo el día que se cumplieron 75 años de la muerte del presidente Porras.

La doctora Ana Elena Porras estuvo acompañada en la mesa principal por el Vicerrector de Extensión de la Universidad de Panamá,  Denis Javier Chávez,  y el profesor Jorge Giannareas en representación del Presidente del Comité Organizador de la Conmemoración del Bicentenario del Nacimiento de Don Justo Arosemena.

La doctora Porras concluyó que es frecuente observar en la historiografía de Panamá la tesis de que en el pensamiento de Arosemena se expresa un alegato que sirve de legitimación para la “separación” panameña de Colombia, materializada en 1903, tesis no del todo clara, fundamentada en una suposición evolucionista unilineal entre los intentos separatistas precedentes al estado federal y éste último, insertado en la secuencia histórica, como proto estado nacional frente al surgimiento de la República de Panamá, suposición legítimamente cuestionada por Olmedo Beluche.

En opinión de Ana Elena Porras, no podemos leer aisladamente el ensayo El Estado Federal de Justo Arosemena del resto de sus planteamientos de insertar al Istmo en un panamericanismo y/o en el anseatismo con las grandes potencias de la época. Si bien es cierto que federalismo y separatismo no coinciden uno con otro ni pueden confundirse conceptualmente, parecen no obstante convivir en la mente de nuestros líderes del siglo XIX como opciones coexistentes y con espíritu de búsqueda de soluciones, de dudas existenciales, conflictos de interés (ideológicas y de clases), con un grado de incertidumbre y ambivalencia entre las posibilidades de Panamá frente a su vulnerabilidad por ser una nación pequeña y estratégica para los intereses imperialistas del mundo. Y si bien en el ensayo titulado Estado Federal es claro que Justo Arosemena no imagina a Panamá como estado nacional separado de Colombia, “esto no me queda tan claro en las propuestas casi inmediatas y subsiguientes sobre el panamericanismo y el anseatismo”, dice la doctora Porras.

La antropóloga cultural recuerda que Belisario Porras se pronunció siempre en favor de la unión de Panamá con Colombia, bajo la figura federal, bajo la convicción de la mayor afinidad histórica y cultural con Colombia que con Estados Unidos, con el argumento de obtener el Istmo mayor fortaleza política unido a Colombia que como nación pequeña aliada por un Tratado con una nación grande y poderosa. No obstante, una vez consumada la separación, la aceptó como un hecho cumplido, como un mal heredado y defendió la soberanía del Estado Panameño durante la construcción del Canal y la colonización estadounidense de la Zona del Canal, en el contexto de la diplomacia estadounidense del gran garrote, a través de la diplomacia y con argumentos jurídicos, con una agresiva política de efectiva urbanización interna, comunicación e integración del territorio nacional, con la elaboración de un cuerpo de códigos legales nacionales, entre otras iniciativas, que sirvieran de consolidación de la soberanía del Estado nacional de Panamá y, por otra parte, como escudo de contención de la expansión de la Zona del Canal, sin provocaciones que pudieran despertar todavía más las hostilidades imperialistas del gigante del Norte.

En suma, señala la doctora Ana Elena Porras, las convergencias entre Justo Arosemena y Belisario Porras son profundas y sus diferencias, particularidades e individualidades respectivas enriquecen su legado a la historia de las ideas de Panamá y al proceso de construir la nacionalidad y la identidad panameña. Al final, ambos destacan como intelectuales, políticos y gobernantes panameños y como hombres que dedicaron la vida entera a la construcción de la nacionalidad cultural, histórica y política de Panamá, con vocación de servicio incuestionable, con dimensión de estadistas y como ciudadanos íntegros, cuya memoria debe inspirar compromiso y esperanza en los panameños de hoy, cuando vivimos tiempos de zozobra moral, debilitamiento institucional y carencia de un proyecto democrático nacional. Muchas gracias.

Para conocer la ponencia completa de la doctora Ana Elena Porras puede mirar esta serie de cuatro vídeos. También puede descargar haciendo clic aquí su ponencia en formato pdf:

Publicado en Actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *