Celebran reinstauración de una histórica cátedra

La Estrella de Panamá – Clic Aquí para ver nota original

Hace una semana la historia panameña ajustó una victoria ante el olvido con la reinstauración de la Cátedra de Relaciones de Panamá con Estados Unidos, por medio de un acto en la Asamblea Nacional de Panamá, convocado por las autoridades de MEDUCA con la presencia de la Ministra de educación, Marcela Paredes.

Pasados 5 años después de que el ex-presidente de la república, Ricardo Martinelli aglutinara la asignatura en la materia de historia, quienes se opusieron y llevaron adelante la campaña que hoy da como resultado la reinstauración de la cátedra, la Alianza Estratégica Nacional, celebró la oficialización de aquel día con una reunión de entrega de certificados en el Colegio de Abogados.

Una noche cívica, abrazada por la poesía de Alfredo Belda, acompañó la entrega de los reconocimientos a quienes con todas las herramientas sociales aseguraron, que ‘la cátedra es una piedra angular de la memoria panameña’.

La coordinadora de la ciudad de Panamá, Itzela Pérez de Polo, estableció que ‘estudiar las relaciones que tuvimos con Estados Unidos, ya sean para bien o para mal, es no ignorarnos y no dar la espalda a todas las generaciones de hombres y mujeres que lucharon por la unificación del territorio panameño’.

Por valentía, coherencia y patriotismo, el movimiento entregó un reconocimiento a: los profesores Julio Yau, Melva Reyes, además de un homenaje póstumo a Julio Linares, siendo sus hijos quien recibieron el reconocimiento y por ultimo, Ivanor Ruíz de León del Centro de Estudios Sociales-CES dedicó una palabras a la Dra. Ana Elena Porras, ‘es muy raro encontrar en una persona la perseverancia, la claridad de cuáles son las tareas que hay que enfrentar en este momento y a la vez tener la valentía para defender sus ideas hasta lo último, la Dra. Porras las reune todas y por eso tiene bien merecido este reconocimiento’, detalló Ruíz de León.

Entre aplausos Ana Elena Porras, tomó la palabra, como hace 5 años, ante la eliminación de la cátedra no dudo en hablar y dijo, ‘Recuerdo a escritores como Gabriel García Márquez quien aseguraba que los seres humanos somos lo que recordamos y que la memoria alimenta nuestro instinto de conservación, siendo la memoria la espina dorsal del desarrollo del ser humano’.

La antropóloga, que lideró el movimiento que recuperó la cátedra, recordó un ensayo de Luis Villoro, que establece a la historia como lo que enlaza a distintas comunidades, promoviendo actitudes positivas y parafraseando al mexicano, dijo, ‘ninguna actividad mejor que la historia ha ayudado a dar consciencia de la propia identidad, siendo aquella que desarrolla el pensamiento crítico en busca de cambios’.

EN EL PRESENTE Y FUTURO

El profesor de historia Moisés Carrasquilla expresó, que ‘la reinstauración es la expresión del triunfo de la maduración de la consciencia nacional panameña y que demuestra que unidos y en debate hay fuerza para plantearse nuevas metas nacionales siempre a favor del desarrollo integral de los panameños. La rescatada es una materia transversal que ayuda a entender y contextualizar nuestro pasado y en la que se profundiza en hechos como la gesta patriótica del 9 de enero de 1964 y cómo se llegó a firmar los Tratados Torrijos-Carter’.

En coincidencia con este pensamiento, pero pensando en cómo aplicar la enseñanza de la asignatura con las nuevas generaciones, el cineasta Luis Romero, señaló, ‘que esta es una victoria de la soberanía nacional, pero que de aquí en adelante los docentes deben enseñar la materia a través de métodos modernos, como documentales, artes escénicas y cualquier forma que mantenga la atención en el tema para que los muchachos se interesen y se apasionen por su historia’.

Y como representación de la historia reciente, Ricardo Ríos Torres, dijo, ‘este es un nuevo reconocimiento a la juventud panameña de los años 50 y 60, sin esta materia la juventud de hoy no puede conocer a: José Dolores Moscote, Amelia Denis de Icaza, Manuel Roy y muchos más. Es un tema de ejemplos. Los jóvenes de hoy tienen malos guías sociales, figuras que no le enriquecen el alma, para que lleguen a conocer a Panamá porque, ¿cómo se ama lo que no se conoce?’

En cada discurso no hubo una palabra de odio, demostrando que no es el rencor lo que movió durante el último quinquenio a estos hombres y mujeres que decidieron rescatar, contra todas las voces, la histórica cátedra.

Y asegurando su modernización y que nunca vuelva a ser agraviada, vigilarán que se cumpla la Ley 37 que la reinstauró, para que cómo señala, Ricardo Ríos ‘se siembren banderas en los corazones de nuestra juventud’.

Publicado en Medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *